lunes, 3 de octubre de 2011

Sudeste clásica del Midi

Después de un preludio playero, recalamos en Madrid para cambiar aletas por hierros y tirar para el Piri. Al día siguiente dan bueno y además  Patri libra ( cuestión de logística, alguien se tiene que quedar con los niños), asi que sin perder tiempo ponemos el despertador a las 04:30 y salimos desde Jaca ( otra vez Jaca, si...) para el Midi.
Llegamos un poco empanados y cuando llevamos la mitad de la cuesta del refu, vemos dos luces que también comienzan a subir, umm.. a estas horas, estos van a la vía, porque mira que hay vías, pero la estadística dice que casi todo el mundo nos movemos por las clásicas, y esta lo lleva hasta en el nombre.
Primer largo, comienza Cher
 Carreras, miradas de reojo y al final arrojamos las cuerdas en el pie de vía (mientras disimulamos los jadeos) un minuto antes que ellos. Como somos buenas personas y  además lo piden como  dos señores, les dejamos pasar, además Nacho conoce las viras y nos dice que si queremos podemos bajar juntos, que son un poco enrevesadas.
En el largo de las escaleras grises.
 Al poco, cambiamos el orden, parece que el croquis que llevamos es el bueno y la Cher, que está maquina total,  pide relevo para enfrentarse a los míticos V+ del Midi como una campeona. La vía es rápida y  un poco enrevesada. Yo me empeño en empalmar largos que dificilmente pueden unirse, siempre hay un giro final en el largo ( detrás de un espolón o un bloque) que hace que rocen, complicando luego la recuperación del largo.
En el famoso largo del diedro, este si se empalma  con el siguiente ( 60 metros justos).

Después del famoso paso del Aguillete,subimos a la cumbre de la Jolly ( hay que subir a la cumbre, que si no la Cher no la da por válida), aquí empieza lo bueno. Comenzamos las viras , ahora destrepe, ahora rapel, hasta que Nacho nos pregunta si intentamos rapelar por alguna linea. Nos tiramos al charco y comenzamos a empalmar rapeles guarrindongos de clavos, muchos de ellos con los cuatro colgando, amenizados por unas curiosas consultas traumatológicas ( Gonzalo es traumatólogo y la Cher aprovecha para contarle sus penas .) Después de 6 rapeles a tope de cuerda, llegamos al suelo, paramos junto al lago para hidratar con una cervecita del refugio.
Para la vía, juego de friends y fisureros , hay gran cantidad de friends abandonados a partir del largo del diedro y clavos en los pasos. Tan importante como el material que lleves a esta vía es el croquis, nosotros llevamos el de Luichy y nos fue de coña. Enteraos bien del descenso.¿ Para cuando una buena linea de rápeles en el Midi?

1 comentario:

  1. el siguiente post la ¡barbacoa!
    a encadenar una panceta tras otra

    ResponderEliminar